Características de los atracones.

Caracteriticas de los atracones

 

En este artículo vamos hablar de una conducta común a dos trastornos de alimentación, el atracón. Esta conducta es común al trastorno de ingesta compulsiva y la bulimia, en ambos trastornos uno de los síntomas más importante son precisamente los atracones.

Vamos a conocer cuando hay un atracón y cuando simplemente hay una sobreingesta.

Para mucha gente comer compulsivamente es algo inocuo pero para otros, significa una pérdida de control sobre la comida, algo que para muchas personas es un problema grave.

Los episodios de atracones pueden ser activados por cambios de humor o por sentimientos negativos como la ira, la depresión o la ansiedad. Los antecedentes del trastorno se encuentran en la autoimposición de dietas estrictas de bajo contenido calórico y en las conductas alimentarias restrictivas, cuando se incumple la dieta o cuando se tienen dificultades para llevar a cabo las restricciones alimentarías aparecen los atracones.

¿Qué significa comer compulsivamente?

Para que se dé una ingesta compulsiva se tienen que dar estas dos condiciones:

  • Comer una gran cantidad de comida en un espacio corto de tiempo.
  • Sensación de pérdida de control sobre la comida, la sensación de no poder parar o de no poder evitar comer toda esa comida, este criterio es más importante que el anterior.

Aparentemente podría parecer igual ambos trastornos, pero la diferencia es que en la ingesta compulsiva no se producen conductas compensatorias, es decir no hay vómitos, ni ningún tipo de purga.

Este tipo de trastornos comienzan en la adolescencia tardía, sobre los 20 años.

Características de  los atracones.

  • Sentimientos:

    Los primeros momentos del atracón son placenteros, sin embargo esos sentimientos suelen durar poco y son reemplazados a medida que se va comiendo, por una sensación de disgusto. Algunas personas sienten asco por lo que están haciendo pero son incapaces de parar.

  • Velocidad de la ingesta:

    Suele ser rápida, sin apenas masticar en algunas ocasiones, otras beben de forma copiosa para ayudarse a tragar, esto contribuye a una sensación de estar llenas e hinchadas y algunas lo utilizan como ayuda para vomitar.

  • Agitación:

    Durante los atracones, algunas personas se pasean de un lado a otro o deambulan en círculos. Sienten el ansia de comer como una poderosa fuerza que les empuja a seguir ingiriendo. Obtener comida adquiere una importancia extrema en este estado, la persona puede robar alimentos, o comer alimentos que otros tiran. Cosa que perciben como desagradable y vergonzosa.

  • Sensación de conciencia alterada:

    Es como si estuvieran en trance, como si la conducta fuera automática, como si no fueran ellos los que comen. En ocasiones ven la televisión o ponen la música alta para no pensar en lo que están haciendo.

  • Mantenerlo oculto:

    Una característica destacada del típico atracón es que se lleva a cabo en secreto, comen de manera normal delante de otras personas y se esconden para darse atracones. Para ellas es algo vergonzoso, pueden comer de una manera relativamente normal cuando están con otras personas.

  • Pérdida de control:

    cada persona lo siente de una manera diferente, unas sienten la pérdida de control al empezar a comer, otras formas de distracción para evitar pensar en lo que están haciendo. Algunas sienten esa pérdida de control antes de empezar a comer, otras se desarrolla a medida que van comiendo y un tercer grupo en el que la sensación de pérdida de control se da justamente después de darse cuenta que han comido mucho. Algunas después de muchos años la sensación de pérdida de control se ha debilitado ya que ven el atracón como algo inevitable y no oponen resistencia a ello. Algunas personas planifican lo que consideran ingestas compulsivas inevitables convirtiéndolas en profecías autocumplidas. Suelen comentar que son incapaces de parar la ingesta una vez que se ha iniciado.

 

Como vemos una de las características más importantes del atracón es la sensación de pérdida de control que se da después de la ingesta, además los sentimientos negativos muy intensos y la sensación de vergüenza acompaña al atracón. Por lo que trabajar el atracón es algo prioritario en este tipo de trastornos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *