¿Puedo cambiar el comportamiento del otro?.

comportamiento del otro

 

En ocasiones nos encontramos tanto pacientes como familiares de pacientes, que intentan de una manera incesante cambiar cosas en los demás. Bien porque a ellos no les gusta o porque claramente la conducta de sus familiares es perjudicial para ellos. Eso se traduce en problemas, discusiones y sentimientos de frustración por ambos lados.

Los incesantes intentos de cambiar al otro producen un desgaste brutal en la persona que lo intenta y en la otra, provocando en esa persona ataques de ira, enfados, una sensación de cansancio e incluso a veces rechazo.

Bueno pues bien vamos a ver porque no debemos nunca intentar cambiar el comportamiento del otro.

1.-Porque no podemos.

El primero y el más importante, algo que no tenemos presente a menudo. El único que puede producir el cambio es el otro, nosotros no podemos hacer nada, si siento decirlo, pero aquí solo podemos aceptar las cosas.

El único comportamiento que podemos cambiar es el nuestro, así que en vez de centrarte en que el otro cambie céntrate en ver que puedes hacer tú para estar mejor, sin necesidad de ver como única solución cambiar el comportamiento del otro. ¿Que puedo cambiar de mi comportamiento para encontrarme mejor?.

2.-Cambia el que quiere cambiar.

Aceptar que solo cambia quien quiere cambiar, aunque a ti te parezca horrible lo que hace o veas claramente que es negativo para esa persona, solo si ella lo ve y lo quiere cambiar lo cambiara.

3.-El cambio solo lo puede producir la persona en cuestión.

Delegar en el la responsabilidad es imprescindible, él es el único responsable de su cambio. Solo el puede, tu solo puedes acompañarme, apoyarle y animarle al cambio, nunca hacerlo por el. El es el que se debe responsabilizar de su vida.

4.- El cambio no se da al ritmo que nosotros queremos.

Esto también ocurre las personas deciden cambiar y lo intentan, pero van despacio para nosotros, primero tenemos que ver si nuestras expectativas son realistas y si lo son respetar el proceso del otro.

Cada uno lleva su proceso de cambio de una manera y a un ritmo, no debemos frustrarnos, debemos reforzar cada paso que dan.

5.-Reforzamos la conducta del otro.

Si siempre estoy detrás de la persona cuando lleva a cabo alguna  de las conductas que veo negativas, estaré focalizando la atención solo en estas, haciendo mas probable que la persona las repita. Con lo que sin darme cuenta consigo el efecto contrario.

Es decir debo darme cuenta que el comportamiento del otro es solo responsabilidad de él, que yo no puedo hacer nada por el, solo acompañarle en el proceso, si intento hacerlo por el no conseguiré nada y me sentiré sumamente frustrado.

¡El único responsable del cambio es uno mismo, nadie lo puede hacer por ti!

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>