Cuando ser desconfiado es un lastre.

ser desconfiado

Desconfiar o ser desconfiado no deja de ser una duda acerca de las intenciones que tiene otra persona y su sinceridad. Las personas desconfiadas siempre estarían atentas a las intenciones del otro, a las malas por supuesto, pensando que en cualquier momento una persona nos puede hacer daño de alguna manera.

Este tipo de pensamiento si es muy habitual, costará confiar en los demás por lo que la socialización con personas se hará mas ardua y difícil.

El ser desconfiado no es mas que un intento de las personas para evitar el daño que le puedan causar otros, algo bastante poco efectivo.

Ser desconfiado sus consecuencias negativas.

1.-No estableces relaciones sociales.

Ser desconfiado nos hace no implicarnos en las relaciones sociales, marcar distancia con las personas, no intentar tenerlas ya que las adelantamos como algo peligroso.

2.-No estableces relaciones sociales de calidad.

Siempre estamos poniendo distancia con los demás, con lo que la intimidad es mas difícil, las relaciones son mas superficiales. Lo que difícilmente hace que tengamos relaciones de calidad.

3.-Vives estresado por lo que pueda pasar.

Vas a estar nervioso y preocupado constantemente por las intenciones de los demás, ¿que harán?, ¿te dirán la verdad?. Con lo que siempre estas preocupado y a la defensiva algo que cansa mucho y que no hará que si sucede lo que temes lo pases mal. Solo conseguimos ampliar nuestro sufrimiento.

4.-No puedes evitar todas las malas intenciones de los demás.

Aunque intentes adelantar absolutamente todas las malas intenciones de los demás no podrás, en algún momento pueden engañarte o decepcionarte. Con lo que todo el estrés no sirve de nada en realidad.

5.-Sufres mucho más.

Es un gran sufrimiento ser desconfiado, sufres por lo que pueden hacer, por las posibles intenciones de los demás, sufres cuando te decepcionan, sufres porque no tienes relaciones de calidad y eso refuerza tu idea. Es decir sufres por todo.

Ser desconfiado no es la solución, hay que entender la decepción y el engaño como parte de la vida, aprender a enfrentarte a ello y a manejarlo, así tendremos mas calidad de vida.

¡Ser desconfiado no te proteje, te hace sufrir!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>